Desenmascara.me

Luxury & Fashion brands; be aware of the online counterfeiting!: desenmascara.me

martes, 17 de julio de 2012

Extreme bardenas XV (2012)

Domingo 1 de Julio de 2012, Arguedas:

Con JJ en la salida, ignorantes de lo que nos esperaba

La XV edición de la Extreme Bardenas fué una de las más largas y duras. Los días previos ya avisaban de poca calor -un aliado en ese desierto-, mucho polvo y más de 120 KM, la extreme más larga de la historia.


Pero lo que no avisaron fué de un invitado de última hora: el cierzo. Hasta el KM30 se rodó relativamente bien, a partir de ahí, el cierzo se empezaba a notar y nos acompañó hasta el KM 106 en contra, con rachas de hasta 60KM/h. Esto hacía casi imposible rodar en solitario, se necesitaba el cobijo de grupos, pero ello también requería ser compañero y relevarse para tirar del mismo, lo que en muchas ocasiones, no se apreciaba, bien por la falta de compañerismo o lo más seguro por la falta de fuerzas para tomar los relevos.
Una cosa me llamó mucho la atención, lo que en otras ediciones se empieza a notar a partir de los últimos KM, aquí se hizo patente desde el KM 50, los grupos de bikers apenas hablaban entre sí, después del desierto reinaba el silencio.



En el avituallamiento del KM 72, ví como un grupo de unos 15 ciclistas del club arguedano -el club organizador de la prueba- se retiraban. Uno de ellos dijo: "quedan más de 50KM y con el viento en contra, a  tomar por ·$%%" mientras se retiraba. Lo que no daba muy buena espina, pero me veía con fuerzas y pensé, continuo un poco más y ya veré. De hecho, esta ha sido la edición con más retirados: 196. La frase más repetida por el walkie del juez de carrera fue, hasta Castildetierra, "la gente va muy mal, la gente va muy jodida".

Este año, el entrenamiento previo fué algo menor que el año pasado, esta fué mi rutina de junio:


Como en ediciones posteriores, la emoción de llegar a meta y superar el reto merece el esfuerzo. En el deporte como en el trabajo, hay que ser constante y mantenerse activo.

Happy biking.